Seis lecciones de liderazgo desde “50 Sombras de Grey”

En 50 sombras de Grey no sólo hay pasión, la novela también echa una mirada a los negocios, y esto es lo que un CEO puede aprender de Christian Grey

Aunque Christian Grey es un CEO de ficción, hay algunas lecciones valiosas que aprender de su éxito tanto en la sala de juntas como en la habitación. Conócelas.

Ser fuerte

El viaje de Christian Grey de la pobreza al éxito le enseñó a tener capacidad de recuperación. La resistencia es una de las características más importantes de un buen líder empresarial, porque la experiencia nos muestra que los negocios están llenos de historias en las que el éxito llega lentamente. Los CEOs saben que las mejores empresas tienen en su historial muchos fracasos que son lecciones en el camino.

Ser apasionado

La pasión es lo que impulsa a las mejores empresas. Así lo dijo el fundador de Zappos, Tony Hsieh: “hay que dejar de perseguir el dinero y empezar a perseguir a la pasión”. Un líder apasionado puede reclutar a miembros de un equipo igualmente apasionados que hagan lo necesario para construir una empresa exitosa.

Aunque las pasiones pueden nublar el juicio de cualquier persona y, en especial de los CEOs, hay que recordar que Christian Grey tiene pasiones muy singulares, pero las mantiene completamente controladas y fuera del área de trabajo.

Encontrar a los colaboradores exactos

Cuando Christian conoció a Anna, casi al instante supo que la quería para su ‘colaboradora’, por así decirlo (recordemos que Grey le propuso a Anna una relación meramente sexual), y sabía que ella tenía ciertas características que la harían muy valiosa para sus planes; sin embargo, para dar el siguiente paso primero aprendió todo lo que pudo de ella antes de decirle sus intenciones.

De alguna forma u otra esto nos enseña que el reclutamiento cuidadoso es la clave para hacer crecer un negocio. Los CEOs necesitan conocer las fortalezas y debilidades de su equipo y tomar el tiempo para saber lo que los motiva, lo que los hace sentir mal, y lo que hace que se entusiasmen. Este conocimiento puede ayudar al director general -o a alguien como Grey- a lograr el éxito.

Ser un crítico constructivo

Una de las habilidades más importantes para un CEO es tener la capacidad de ser grande en conversaciones difíciles. Aunque en 50 sombras de Grey las conversaciones más duras se tienen en el dormitorio y no en la sala de juntas, el hecho es que los CEOs tienen que ser capaces de tener conversaciones incómodas con los empleados, inversores e incluso con ellos mismos. Debido a esta característica, Christian fue capaz de decirle Anastasia sus tendencias sexuales.

Ser consciente de los riesgos

La construcción de un negocio o una relación tiene que ver con la toma de riesgos. Los mejores CEOs reconocen los riesgos y saben cómo manejarlos y como Christian está consciente de eso tenía preparado para Anna un acuerdo de confidencialidad antes de revelarle su gran secreto.

Ser respetuoso

Un buen CEO sabe que el respeto es algo que se gana. Para ganárselo es preciso escuchar a la gente, tratar a sus empleados como personas y no como subordinados, trabajar duro, reconocer y premiar el esfuerzo y ser genuino. Tratar a las personas con respeto también genera felicidad.

Christian trató de ser respetuoso con los límites de Anastasia, pero su negativa a comprometer su relación dio lugar [SPOILER] a las lágrimas al final del libro, y aunque Christian tuvo dos secuelas para hacer las paces con Anastasia, las empresas no pueden obtener una segunda o tercera oportunidad de conquistar al cliente de nuevo. Tratar a todos con respeto desde el primer momento es una opción mucho más productiva.

Con información de Fortune.

fuente: Dinero en Imagen.

 

Sobre el autor

Marcelo Berenstein: Periodista con más de 20 años profesión. Director de Emprendedores. News, el portal de habla hispana para emprendedores más visitado. Autor del libro “201 Mensajes para Emprender y Liderar”. Conferencista internacional sobre entrepreneurship, liderazgo y motivación